noticias  --  18 de junio de 2008

 

 

 

 
DOS LIBRAMIENTOS CARRETEROS PARA CONSERVAR SITIOS ARQUEOLÓGICOS

 
Acuerdo INAH SCT   
 

 

 

En la ampliación de la carretera Cancún–-Tulum

  

En la ampliación de la carretera Cancún–-Tulum

Fotografa:  Mauricio Marat / INAH

Tamao real:  29 KB  kb

Pagina nueva 1

Acuerdo INAH SCT 


DOS LIBRAMIENTOS CARRETEROS PARA CONSERVAR SITIOS ARQUEOLGICOS

 

      *** En la ampliacin de la carretera Cancn-Tulum se construir un libramiento a fin de proteger las zonas arqueolgicas de Tankah y Tulum
*** Otro se construir en la va que conectar Tapachula- Talismn, para proteger el sitio prehispnico de Izapa, en Tuxtla Chico

  

A fin de proteger tres importantes sitios prehispnicos que cuentan con declaratoria federal como Zona de Monumentos Arqueolgicos: Tankah y Tulum, en Quintana Roo; e Izapa, en Chiapas, el Instituto Nacional de Antropologa e Historia (INAH) y la Secretara de Comunicaciones y Transportes (SCT) construirn dos libramientos carreteros en las autopistas en obra que corren de Cancn a Felipe Carrillo Puerto, y de Tapachula a Talismn.

            El acuerdo es resultado de los esfuerzos que ambas instituciones impulsan para preservar el patrimonio cultural de Mxico sin interrumpir el desarrollo de infraestructura necesaria para el pas.

            El primero de los libramientos corresponde a la ampliacin a cuatro carriles de la carretera Cancn-Felipe Carrillo Puerto, en el tramo Tankah-Tulum, en Quintana Roo; y el segundo, a la carretera que conduce de Tapachula a Talismn, en el tramo Tuxtla Chico, en Chiapas.

            La coordinadora nacional de Arqueologa del INAH, Laura Pescador, explic que uno de los principales retos para el Instituto en materia de arqueologa es hacer compatible el desarrollo de infraestructura con la conservacin del patrimonio y, para ello es indispensable la comunicacin entre las dependencias involucradas.

            En ese sentido, este acuerdo es un avance importante dentro de las polticas que el Instituto ha impulsado para preservar el patrimonio cultural en el contexto de desarollos urbanos. El INAH est consciente de que las carreteras son necesarias, de que la infraestructura es necesaria, pero tambin trabaja en crear conciencia en las otras instancias de que se tiene que proteger el patrimonio de los mexicanos, seal. 

          El preproyecto de traza carretera ya fue aceptado por el Instituto en ambos casos y, en cuanto la SCT inicie las obras, arquelogos del INAH mantendrn una supervisin constante en el campo, lo cual implica que acompaarn a los ingenieros en todo momento.

         En caso de localizar vestigios arqueolgicos durante las obras, algunas reas se podran restringir a la construccin de manera temporal, para que el INAH realice un salvamento arqueolgico, o se podran indicar ajustes al trazo que no impliquen ya mayor impacto para la SCT.

            La manera de trabajar ser por tramos, en el orden que indique la SCT. Los arquelogos harn recorridos junto con los ingenieros para ir liberando tramo por tramo o marcar los salvamentos arqueolgicos, en caso de que sean necesarios.

            Otro avance importante en el trabajo conjunto con la SCT, dijo, es el acuerdo para compartir informacin a nivel nacional. En fecha prxima entregaremos a la Direccin de Carreteras el informe de las poligonales de 300 sitios arqueolgicos para que sean tomadas en cuenta al momento de hacer la planeacin de las carreteras y consideren que no pueden afectar esos lugares.

            A su vez, la SCT acord presentar todos sus proyectos de obra para que el INAH les indique cual sera la ruta a seguir con menor impacto para el patrimonio. La finalidad es hacer el procedimiento ms rpido y eficiente, seal la arqueloga.

            Pescador coment que el INAH trabaja de manera similar con otras instancias dedicadas a crear infraestructura, ya sean federales, estatales, municipales o particulares. Entre estn destacan Petrleos Mexicanos (Pemex), Comisin Federal de Electricidad (CFE) y Secretara de Desarrollo Social (Sedesol).
 
            En el caso de la CFE existe un convenio marco, a partir del cual la Comisin presenta sus programas de corto y mediano plazo para la construccin de presas, lneas de transmisin, acueductos para alimentar termoelctricas, etctera, y el INAH, a travs de esta programacin, planifica los trabajos arqueolgicos que deriven de tales obras y asigna recursos antes de que liciten, con la finalidad de no retrasar el trabajo de la CFE.

            Tambin existe un convenio de colaboracin con la Sedesol para integrar las poligonales de Zonas de Monumentos Arqueolgicos o Monumentos Histricos, en los Planes de Desarrollo Urbano y en el reordenamiento territorial de municipios y estados.

            A partir del convenio con Sedesol, explic Pescador,  la Coordinacin Nacional de Arqueologa, a travs de la Direccin de Registro Pblico de Zonas y Monumentos Arqueolgicos, da asesora a municipios para integrar el patrimonio en los Planes de Desarrollo Urbano.

           Recientemente imparti 300 asesoras a dos municipios de Veracruz. As mismo da asesoras a desarrolladoras particulares, como inmobiliarias, que se acercan al INAH para saber si sus planes de construccin no estn orientados sobre sitios arqueolgicos.

            Respecto a lo anterior, Pescador destac que el INAH est obligado a dar esa informacin y a trabajar en el impacto cultural, concientizando a las desarrolladoras de que deben avisar al Instituto antes de construir, porque otro factor al que se enfrenta el INAH es a la falta de conocimiento por parte de otras instancias, acerca del patrimonio cultural que existe en el territorio nacional.

            Para la arqueologa, dijo Laura Pescador, no nada ms es importante recuperar la informacin de los grandes sitios, sino de todos los lugares con vestigios de culturas pasadas por pequeos que sean, ya que aportan datos para reconstruir la historia de una regin de manera ms completa; y los proyectos de obra pblica tienen la bondad de permitir realizar investigaciones o salvamentos arqueolgicos en tramos extensos donde pueden encontrarse vestigios, en lugares donde el Instituto, sin esa ayuda, se tardara ms tiempo en analizar.

            Pero adems, destac, contribuyen al registro de sitios con vestigios culturales de otras pocas, que en 2008 lleg a la cifra de 40 mil.

            "A travs de las cdulas de registro alimentamos una base de datos con informacin importante de lo que se registra y elaboramos mapas; luego compartimos esa informacin con municipios y estados para el conocimiento de su patrimonio. Cuando tenemos las poligonales de los sitios arqueolgicos (es decir su extensin territorial), las presentamos para que sean incorporadas a los Planes de Desarrollo Urbano.

            "Todo este trabajo previo que hace el Instituto con sus propios recursos es el que nos permite entregar la informacin a las dependencias ejecutoras de obras pblicas para que las consideren". Es un crculo de produccin de informacin que posteriormente permite conservar el patrimonio. 

 
 
 

regresar